La banda Colapso hipnotiza con Portales

La banda Colapso hipnotiza con Portales, un disco metalero matizado con pianos jazzeros

Por Carla Vera, para Revista Metrónomo

portada FB

Espiral, oscuro y poderoso, así es Portales, el segundo larga duración de Colapso, banda ecuatoriana de metal con más de una década de trayectoria. El disco, producido por Carlos Rodríguez y Andrés Benavides, habla de la existencia, desafía al caos interior y trata de poner a la mente en pausa estallando con un sonido innovador y poco convencional; lleno de contrastes pero desafiante, seductor, envolvente…

El hilo conductor que guía a los 10 temas que conforman Portales es un viaje a través de diferentes dimensiones. Las canciones son las puertas y deben ser cruzadas rigurosamente. El disco fue pensado para ser escuchado de esa manera: en orden dentro de todo el caos.

El primer portal que se abre es Levitación, una intro de 1:05 minutos cargada de capas sonoras que incluyen teclados y baterías seductoras. La aparente calma se destruye con Túnel eterno, el segundo tema del disco. Es un sombrío anhelo por alcanzar una luz lejana, distante, pero que aún no se apaga, un tema que combina la oscuridad del black metal con pasajes de metal moderno, complejos rítmicamente, y una sección final lenta y llena de maldad. Cerca del abismo marca uno de los puntos altos del disco. Doce años atrás, la banda compuso el tema que había permanecido como un demo (hasta ahora). Por ser uno de los temas favoritos de la gente que gusta de la banda, Colapso decidió re-versionarlo e incluirlo en Portales. Secuestro de una mente, primer sencillo del disco, combina el metal progresivo más sofisticado con groove, y estalla en un coro épico y lleno de rabia.

Dentro del proceso de composición, la agrupación quiso experimentar con timbres poco comunes en un disco de metal extremo, arreglos en piano con tintes de jazz y sonido contemporáneo; rasgos de electrónica, teclados analógicos… Estilos que –combinados- crean un colorido contraste para enfatizar la agresividad del metal de la banda. Hydra, por ejemplo, da un color único al disco con un invitado especial: el pianista quiteño radicado en París Daniel Mancero, cuando todas las revoluciones suben, giran y explotan en un blastbeat demoníaco, los acordes de piano mantienen el motivo melódico mientras la armonía le da melancolía a la sección que se desvanece, dejando un final inesperado, abierto… Pánico es la última puerta en abrirse. Al inicio, el caos: La batería estalla y las guitarras, usando armonizaciones clásicas del death metal melódico escandinavo, juegan un papel protagónico. La aguda y potente voz de Diego Rojas mantiene los ánimos elevados, pero, aproximadamente al minuto 4 un piano destroza la armonía y trae un cierre misterioso e inesperado a uno de los mejores lanzamientos discográficos dentro de la escena ecuatoriana en 2015.

 

Colapso es:

Diego Rojas – Voz

Carlos Rodríguez – Guitarra

Mauro Pazmiño – Guitarra

José Romero – Guitarra

Andrés Benavides – Batería

Andrés Égüez – Bajo

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s