Sin piedad.

Debe resultar dificil de entender para una persona común y corriente comprender el porque alguien dedicaría su tiempo, esfuerzo, dinero, y físico, en hacer música extrema…

Hacer el ‘Destino Infierno’ fue un trabajo muy dificil. En ningun momento se trató de un proceso sencillo ni relajado, y las dificultades que se atravezaron fueron serias y de todo tipo. Desde la profunda duda de como ibamos a conseguir financiamiento hasta el más pequeño detalle logístico que se nos cruzó en el camino, probablemente todo lo que pudó haber salido mal, salió mal, y tuvimos que enfrentarlo.

Ser metalero es ser un guerrero y no tener piedad de nadie, sobre todo de uno mismo.

Hacer el disco fue una experiencia extenuante, una batalla en la larga guerra que es tratar de hacer algo distinto a la norma, salirse de los patrones establecidos y labrarse un camino propio con un arma tan exigente como lo es la música, y tan poco comprendida como lo es la música extrema, en un lugar como Ecuador.

El ‘Destino Infierno’ es el fruto de años de labor y esfuerzo, realizados con el objetivo de plasmar lo que somos, lo que hemos aprendido, y lo que hemos creado. Nos sentimos inmensamente orgullosos de lo que es y de lo que representa, y más allá de nosotros mismos es una expresión de la realidad que hemos conocido y concebido, y que compartimos con muchos más. Probablemente contigo, que te tomas el tiempo de entrar a este blog y saber más sobre nosotros y nuestro arte. Y si nos referimos a los temas de los que trata el disco, indudablemente son muchos quienes en su vida no alcanzan a vislumbrar un destino que no sea un infierno

Es la voluntad lo que nos empuja, nos inspira y nos sustenta cuando es necesario atravezar nuestras batallas. La voluntad de perseguir el destino que queremos, y aquello que amamos.

Hacer este disco, que habla de derrotas y dolor, requirió de nosotros una fe superior, que nos permitiera creer en nosotros mismos, y en lo que hemos tratado de comunicar. Nos exigió creer en nosotros y en la forma en la que hacemos las cosas, ya que era la única opción que nuestra voluntad nos hubiera permitido.

La oportunidad de presentar el material en el Quitofest fue una conclusión gloriosa para esta etapa que ahora se resume en el ‘Destino Infierno’, y fue muy satisfactoria la recepción que obtuvimos. Fue el gran final de una experiencia inolvidable.

Días más tarde abandoné el Ecuador. Digamos que de la misma manera que el ‘Destino Infierno’ comprende una etapa muy particular y marcada de mi vida, el momento llegó de pasar a una nueva etapa. Actualmente estoy viviendo en Vancouver, Canadá hasta el año 2013. Sin embargo, mis hermanos de Colapso continuarán activos, llevando nuestro trabajo a otros rincones del Ecuador, y ojalá del resto del mundo.

Hay Colapso para rato. Todo nuestro trabajo existe para trascender nuestros propios límites, y para hacer algo que tenga valor más allá de las recompensas monetarias y utilitarias. Colapso existe porque el colapso es real, y es lo que vivímos todos los días en esta epoca extraña.

A mis hermanos de la banda les deseo lo mejor, y los estaré apoyando a lo lejos en todo lo que me sea posible. A la escena ecuatoriana, los broders y panas y acolites y toda la gente que acompaña las batallas de Colapso solo les digo que nos sigan apoyando. A quienes hacen cultura alternativa en el país: no permitan que las diferencias prevalezcan sobre las posibilidades, y aprendan a trabajar juntos. Por mi parte les aseguro que habrá mucho más que ver en el futuro.

Salud.

– goro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s